688884633 info@cogniland.com

La calidad de la vida depende del buen funcionamiento del cerebro

Disfrutar Con La Vida 800x505

Dada la importancia crítica que tiene el buen funcionamiento del cerebro para disfrutar de una buena calidad de vida, muchas personas en todo el mundo, especialmente las personas adultas de 50 años o más, están interesadas en aprender qué pueden hacer para mantener el buen funcionamiento del cerebro a medida que envejecen.

En los últimos 20 o 30 años se han realizado numerosas investigaciones científicas sobre el funcionamiento del cerebro, incluida la investigación en animales, estudios epidemiológicos, ensayos aleatorios y controlados, entre otros, que han aportado un conocimiento bien fundamentado sobre la salud del cerebro humano y los factores que contribuyen a mantenerlo.

Gracias a ello, existe un amplio acuerdo en la comunidad de expertos en el cerebro de que las áreas que se recogen a continuación son muy importantes para el buen funcionamiento del cerebro:

En cada una de las áreas representadas en la imagen los expertos proponen, basados en las evidencias aportadas por las investigaciones realizadas, diferentes acciones que nos ayudarán a cuidar la salud y el buen funcionamiento del cerebro:

  • Nutrición equilibrada: consumir habitualmente vegetales frescos, frutas variadas, pescado, aceite de oliva virgen extra y nueces (cantidades limitadas por su poder calórico);  incluir con cierta regularidad diversas legumbres, cereales integrales, aves de corral, productos lácteos desnatados; limitar a consumo esporádico las frituras, los alimentos procesados e industriales, los pasteles, las carnes rojas, … y la sal.
  • Ejercicio físico regular: Practicar un estilo de vida activo y  realizar ejercicio físico de manera regular.
  • Control del estrés y de las emociones negativas: Practicar ejercicios anti-estrés y técnicas para salir de las emociones negativas, que eviten que el estrés y las emociones negativas se mantengan mucho tiempo en tu vida.
  • Reta al cerebro con actividades de ocio estimulantes: Practicar actividades que estimulen a tu cerebro y lo reten.
  • Vida social activa: Mantenerse socialmente activo. Interactuar con los demás, sentirse conectado con otras personas, realizar actividades útiles con otros, … Evitar la soledad y el aislamiento social.
  • Descanso de calidad:  Dorrmir de 7 a 8 horas cada día. Mantener el dormitorio oscuro, tranquilo y a una temperatura agradable. Practicar habitualmente una misma rutina a la hora de acostarse y levantarse. Exponerse a la luz durante el día y practicra un estilo de vida físicamente activo
  • Control de las enfermedades crónicas: Controlar en niveles adecuados los niveles de tensión arterial, colesterol y azúcar, así como el peso. (Todos ellos factores que aumentan el riesgo de que la salud del cerebro se deteriore con el tiempo.)
  • Controlar otros hábitos como el tabaco o el consumo de alcohol.

 

Las recomendaciones anteriores son fáciles de escribir, pero no tan fáciles de llevar a la práctica de forma continuada, especialmente para las personas que tienen muy asentados algunos hábitos dañinos, en una o varias de las áreas comentadas. La experiencia nos ha enseñado que lo que más nos impide mejorar no suele ser que “No sabemos lo que nos conviene hacer”, sino que realmente no logramos cambiar de manera definitiva algunas conductas que ya sabemos que nos perjudican.

El resultado que se puede lograr es muy apreciado por las personas y por la sociedad.

Gráfico: Representación simplificada de la evolución de las Curvas de rendimiento cognitivo Potencial y Real en las personas

Dado el interés creciente en la población, especialmente en las personas mayores de 50 años, de mantener sus cerebros en buen estado, la pregunta que sería importante poder responder es:

¿Cómo se puede ayudar a que una parte importante de las personas logren cambiar sus hábitos perjudiciales y practicar los comportamientos beneficiosos para el buen funcionamiento del cerebro?

Las propuestas que se han hecho como respuesta a esta pregunta, hasta el momento, no han sido suficientemente satisfactoria, incluida la nuestra. El reto y la oportunidad siguen estando abiertos a nuevas soluciones (productos+servicios) que interesen a un número amplio de personas con deseos de cuidar el buen funcionamiento de sus cerebros.

Nota: Cogniland se ofrece a colaborar, en la medida de sus posibilidades y sin ánimo de lucro, con personas, empresas e instituciones que traten de responder al reto anterior o similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies