Cerebro humano, desarollo y reservas

Cerebro Humano, Funciones Y Procesos Internos

El cerebro humano es el órgano más complejo del Universo conocido. El cerebro humano es el generador principal de la mente y la conciencia de cada persona. También es el cerebro el que controla, regula y mantiene las funciones del organismo durante las 24 horas del día.

Encerrado en el cráneo, el cerebro humano tiene la misma estructura general que los cerebros de otros mamíferos, pero es más de tres veces mayor que el cerebro de otros mamíferos con un tamaño corporal equivalente. La mayor parte la constituye la corteza cerebral, una capa de tejido neuronal plegado que cubre la superficie del prosencéfalo. Especialmente amplios son los lóbulos frontales, que están asociados con funciones ejecutivas, tales como el autocontrol, la planificación, el razonamiento y el pensamiento abstracto. La parte del cerebro asociada a la visión está también muy agrandada en los seres humanos.

El cerebro humano es un órgano extremadamente dinámico y en permanente relación con el entorno, por un lado, y con los hechos psíquicos o los actos del sujeto, por otro. Las últimas investigaciones de las neurociencias demuestran que el cerebro humano puede regenerarse mediante su uso y potenciación.

Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel de Medicina 1906, demostró que las neuronas se comunican mediante zonas especializadas de contacto, las “sinapsis” (palabra que define el lugar donde una neurona establece un contacto con otra para comunicarse con ella). Este descubrimiento nos permitió entender los mecanismos básicos que rigen la transmisión de la información que maneja el sistema nervioso.

La plasticidad neuronal o neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro humano para formar nuevas conexiones nerviosas, a lo largo de toda la vida, en respuesta a la información nueva, a la estimulación sensorial, al desarrollo, a la disfunción o al daño. La neuroplasticidad es conocida como la “renovación del cableado cerebral”.

Además de la creación de nuevas conexiones, el cerebro humano también tiene la capacidad de crear nuevas neuronas. Este proceso se denomina neurogénesis. Este proceso se da principalmente mientras el nuevo ser se está desarrollando en el útero. Hasta hace pocos años se creía que con el nacimiento se terminaba la posibilidad de generar nuevas neuronas. Sin embargo diversas investigaciones de los últimos decenios han demostrado que seguimos produciendo nuevas neuronas durante toda nuestra vida. El desarrollo de nuevas neuronas continúa durante la edad adulta en dos regiones del cerebro: el bulbo olfativo y hipocampo.

Asimismo, en el cerebro humano existen dos tipos de reservas que ayudan al buen funcionamiento del mismo y que nos permiten desenvolvernos en la vida diaria cuando aparecen las primeras fallas en nuestros sistemas neurales. Hablamos de las llamadas reserva cerebral y reserva cognitiva.

Las neurociencias han evidenciado en los últimos años que ambas reservas pueden incrementarse en nosotros si practicamos hábitos cardiosaludables y hacemos un uso adecuado de nuestro cerebro y sus capacidades cognitivas. Y que cuanto más Reservas tenemos, disfrutamos de más capacidad para retrasar, y quizá evitar, la disminución importante de nuestras capacidades cognitivas por la edad y las enfermedades neurodegenerativas.
 

This Post Has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies