Gestiona las emociones negativas para gozar de buena salud

Bellas Y Variadas Rosas Con Sus Espinas, Como Las Emociones

En este artículo tratamos el importante apartado de las emociones, con especial énfasis en las emociones negativas, que tan alto impacto tienen en nuestra Salud y Bienestar actuales y futuros.

¿Te podemos ayudar? Esta pregunta, situada al final del artículo, recoge nuestro objetivo de servir de apoyo para tu mejora.

Las emociones negativas y la salud

Comprender y gestionar las emociones, especialmente las emociones negativas, es clave a la hora de gozar de una buena salud. Cuando sentimos que estamos estresados, ansiosos o enfadados, nuestro cuerpo se encarga de enviarnos señales (por ejemplo, molestias en distintas partes del cuerpo) indicando que algo no anda bien. Se trata de un aviso con importantísimas funciones en la conservación, la relación y la socialización del individuo. Conviene que entendamos que las emociones no somos nosotros, sino que se trata de estados transitorios de nuestra mente que tienen la finalidad de empujarnos a adaptarnos a la vida.

Por ello, si nos mantenemos bajo el influjo de las emociones negativas durante un periodo significativo de tiempo, es probable que ello favorezca el desarrollo de diversas enfermedades, como por ejemplo el colon irritable o las úlceras en el estómago. Además, está demostrado que el no cuidar nuestra salud emocional puede llegar a causar un peor funcionamiento de nuestro sistema inmunitario, que es el complejo sistema encargado de la defensa de nuestro organismo ante ataques externos e internos, haciendo que seamos más propensos a coger infecciones u otras enfermedades. También está comprobado que la mayoría de las personas que están enfermas empeoran cuando están dominadas por emociones negativas.

Debemos añadir que hay numerosas evidencias de que las emociones negativas tienen frecuentemente un impacto significativo en el cerebro. De hecho, el estrés crónico tiene efectos negativos a corto y largo plazo en el cerebro. Por un lado, el estrés puede afectar a nuestra memoria  ya que no nos permite centrar nuestra atención en la información relevante y generar un recuerdo. Por otro lado, numerosos estudios en laboratorio con animales han determinado que el estrés crónico es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.

Por si esto fuera poco, cuando estamos estresados, o emocionalmente perturbados, disminuye nuestra capacidad y habilidad para cuidar nuestra salud tal y como debiéramos, ya que, no nos apetece esforzarnos en practicar ejercicio físico o ingerir alimentos nutritivos, y es más fácil dejarse arrastrar por un consumo incontrolado de alcohol, tabaco o cualquier otro tipo de drogas. Todas estas conductas, facilitadas por una mala salud emocional, son nocivas para la conservación de la salud de nuestro cuerpo y nuestro cerebro.

Algunas recomendaciones para no vivir bajo el dominio de las emociones negativas.

 Una vez que no quedan muchas dudas de la importancia para nuestra salud de estar libres de los estados cronificados de emociones negativas, recogemos a continuación algunas recomendaciones que han resultado eficaces a muchas personas para no caer, o salir, de ellas:

  • Sentir y expresar las emociones es muy positivo para nuestra salud, por lo que no debiéramos someter las emociones a censura, especialmente las emociones negativas, a no ser que provoquen un daño innecesario a otras personas.
  • Relativizar lo que sentimos y no tomarlo como algo permanente. Saber que el sentimiento que nos tortura es temporal y que dará paso a otro, quizá de signo contrario, nos va a ayudar a relativizar el sufrimiento y a aumentar nuestra resistencia.
  • Estar alerta a las señales que nos dan las emociones, a nivel físico o psicológico, y analizar qué situaciones son las que desencadenan esas emociones.
  • Expresar de forma asertiva lo que hemos sentido a las personas cuyas acciones nos han hecho sentir las emociones negativas. Se trata de hacerlo sin recurrir ni a acusaciones ni a malas formas, sino detallando qué situación o conducta es la que nos ha afectado.
  • Aprender cómo descargar de nuestro cuerpo el malestar y la ansiedad que puedan generar las emociones negativas. Han demostrado su eficacia la práctica de ejercicio físico, la meditación, el mindfulness, entre otras técnicas.
  • Reforzar nuestra capacidad de resiliencia, es decir, la capacidad que todos tenemos para enfrentarnos a circunstancias adversas, recuperarnos de ellas y salir fortalecidos.
  • Participar en un círculo social de confianza. Aceptar ayuda y apoyo de las personas a las que les importamos, y que nos escuchan, aporta mucha fortaleza para superar los malos momentos y además fortalece la resiliencia.

Las recomendaciones anteriores son fáciles de escribir, pero no tan fáciles de llevar a la práctica, especialmente para las personas que ya están padeciendo el impacto de las emociones negativas en sus vidas. Sin embargo, debemos saber que todos tenemos alguna característica o habilidad que podemos convertir en la palanca con la que movamos el gran peso que nos aprisiona. En cada uno esta habilidad puede ser distinta, por ello lo que procede es probar diferentes opciones hasta que cada uno encontremos la que nos es útil.

¿Te podemos ayudar?

En Cogniland, disponemos de numerosos ejercicios útiles, así como de información de apoyo, para distintas situaciones y tipos de personas. Los ponemos a tu disposición de forma gratuita. Para el caso de las emociones negativas, puedes ver artículos y ejercicios en la pestaña de Biblioteca, en el apartado de “Control de estrés”, del Portal privado de Cogniland. Sólo tienes que registrarte con un nombre y un e-mail y, posteriormente, entrar en tu Cuenta de Cogniland con las claves de seguridad que te enviaremos en unos minutos. Y ya puedes comenzar a explorar lo que desees.

Además de lo anterior, en Cogniland hemos abordado las áreas que son importantes para una Salud y Bienestar integrales, tales como la nutrición, el ejercicio físico, el descanso, además del estrés y las emociones negativas. Con todo ello, nuestros especialistas también han creado Planes de mejora integrales para bajar de peso, mejorar el estrés crónico, mejorar en el control de la diabetes, el colesterol, la hipertensión, ..

Con la experiencia hemos aprendido que lo que más nos impide mejorar no suele ser que “No sabemos lo que nos conviene hacer”, sino que realmente no logramos cambiar algunas conductas que ya sabemos que nos perjudican. Por ello hemos incorporado un proceso para el cambio de hábitos, que esperamos te ayude a que practiques lo que realmente es beneficioso para tu Salud y tu Bienestar. Es nuestro deseo para ti y lo tienes disponible de forma gratuita en tu Cuenta de Cogniland, en los “primeros pasos sugeridos” de Tu Escritorio.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies