Las emociones, ¿qué utilidad práctica tienen en nuestras vidas?

Divesidad De Emociones Dreamstime L 19212648

Vivir nuestra vida con una adecuada integración entre nuestras emociones, pensamientos y acciones, es decir con inteligencia emocional, es lo que nos proporcionará una base estable de BIENESTAR en nuestra vida.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son un conjunto de respuestas neuro-endocrinas y conductuales. Cuando estamos emocionados se disparan nuestras constantes fisiológicas, se segregan hormonas como la adrenalina y el cortisol, cambia la frecuencia cardíaca y respiratoria, etc. La respuesta emocional tiene la misión de energizar nuestro organismo para responder (enfrentamiento, huida,..) a algo que nuestro cerebro percibe como importante para nosotros.

¿Para qué evolucionaron las emociones?

Evolucionaron después de los instintos y lo hicieron para potenciar la conducta adaptativa y que fuera más eficaz de cara a la supervivencia del individuo en un entorno cambiante y potencialmente peligroso. Las emociones aparecieron para desarrollar todavía más las conductas que nos facilitan el detectar y evitar los peligros, buscar la alimentación y la reproducción,…

Por ello, cuando el cerebro interpreta que una incidencia o situación captada por los sentidos puede tener una repercusión importante para nosotros, envía órdenes al cuerpo para que se ponga en un modo que nos permita responder rápidamente de una forma adecuada para superar la situación (ira, miedo, amor, etc.).

¿Qué papel juegan las emociones en nuestras vidas actualmente?

Las emociones, que están desde hace muchos millones de años en las especies de las que hemos evolucionado los humanos actuales, han ido evolucionando hasta nuestros días en permanente interacción con las funciones instintivas y las racionales. Por ello, las emociones juegan un papel muy importante en nuestras vidas cotidianas, como, por ejemplo:

  • Las emociones dirigen nuestra atención y nuestro pensamiento.
    Cuando estamos emocionados nos cuesta mucho dejar de pensar en otra cosa que no sea aquello que nos emociona. Como lo que nos emociona es lo que es importante para nosotros, estar atentos a ello es una estrategia evolutiva muy eficaz para gestionar la energía disponible (limitada) priorizando lo importante.
    Recordamos lo que nos emociona (acontecimientos personales, sociales,…) y no recordamos lo que no nos emociona (actividades cotidianas rutinarias,..). Al igual que en el punto anterior, el que las emociones señalen lo que es importante para nosotros es lo que permite a nuestro cerebro discriminar lo que debemos recordar o no.
  • Las emociones favorecen nuestra comunicación interpersonal y social.
    Las emociones las expresamos de manera automática, principalmente, a través de las expresiones faciales, los tonos de voz, las posturas corporales, etc., y logran que la comunicación sea más precisa y eficaz. Estas expresiones emocionales son captadas de manera no consciente por las demás personas. Se ha constatado que la comunicación emocional, o no verbal, tiene mucho más impacto en las relaciones interpersonales que la comunicación verbal .
  • Las emociones nos ayudan a tomar decisiones adecuadas.
    El cerebro humano tiene la capacidad de anticipar la emoción de un evento sólo pensando en él, sin que el mismo esté ocurriendo en este momento.
    Cuando tenemos que decidir algo, la razón nos sirve para poner sobre la mesa todas las opciones que tenemos con sus beneficios, limitaciones, … y es la facultad de anticipar la emoción que sentiremos con cada opción, de manera rápida e inconsciente, la que nos llevará a tomar la decisión. Ello nos permite elegir de manera rápida y eficaz, y luego la razón lo completa con una justificación razonada.
    Sin embargo, en diversos estudios se ha observado que el proceso de colaboración entre la razón y la emoción no funciona tan bien a la hora de tomar decisiones en situaciones en las que dispongamos de muchas opciones. Puede ser que ello sea debido a que esta estrategia evolutiva se desarrolló en un contexto en el que no había muchas opciones entre las que elegir. Esta es una característica que debemos tener en cuenta para no errar cuando tengamos que tomar decisiones en escenarios con muchas opciones.

¿Qué relación existe entre las emociones, la Inteligencia emocional y vivir con Bienestar?

Los seres humanos somos seres instintivos, emocionales y racionales en un todo inseparable. Por ello, logramos vivir una vida con Bienestar sólo cuando estas tres dimensiones se encuentran armoniosamente integradas. En lograr ese resultado juega un papel decisivo nuestra capacidad racional, que es la más reciente de las capacidades desarrolladas en los Homo Sapiens. Nuestras capacidades racionales son las que nos permiten sentir nuestras emociones (sentimientos) y regularlas convenientemente en respuesta a las circunstancias estresantes de la vida.

Nos sentimos bien cuando nuestros sentimientos, razonamientos y acciones son coherentes y complementarias entre sí. Esta relación coherente y complementaria entre lo que sentimos, lo que pensamos y lo que hacemos es lo que se suele identificar como tener Inteligencia Emocional. Es decir, nos sentimos bien cuando vivimos con “Inteligencia emocional” y sabemos gestionar convenientemente nuestros sentimientos, utilizando la razón para modificarlos y hacer que nuestros sentimientos negativos se conviertan en positivos.

 

¿Te podemos ayudar a armonizar tus sentimientos, razonamientos y acciones, y a que, de esta manera, logres Bienestar para tu vida?

En Cogniland, disponemos de numerosos ejercicios útiles, así como de información de apoyo, para distintas situaciones y tipos de personas. Los ponemos a tu disposición de forma gratuita.
Para la gestión de las emociones negativas, puedes ver artículos y ejercicios en la pestaña de Biblioteca, en el apartado de “Control de estrés”, del Portal privado de Cogniland. Sólo tienes que registrarte con un nombre y un e-mail y, posteriormente, entrar en tu Cuenta de Cogniland con las claves de seguridad que te enviamos en unos minutos Y ya puedes explorar lo que desees.

Con la experiencia hemos aprendido que lo que más nos impide mejorar no suele ser que “No sabemos lo que nos conviene hacer”, sino que realmente no logramos cambiar algunas conductas que ya sabemos que nos perjudican. Por ello hemos incorporado un proceso para el cambio de hábitos, que quizá te ayude a que practiques lo que realmente es beneficioso para tu Salud y tu Bienestar. Es nuestro deseo para ti y lo tienes disponible de forma gratuita en tu Cuenta de Cogniland, en los “primeros pasos sugeridos” de Tu Escritorio.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies